mundo Global (Español)  [Cambiar]

la poste

La factura electrónica mejora financieramente a las empresas que la implantan

Latam  27 de marzo de 2017

El ahorro en costes generado por el intercambio electrónico de documentos hace de esta herramienta una propuesta muy atractiva por su propia cuenta, pero existen otros beneficios adicionales que resultan bastante significativos.

Entre estas ventajas adicionales se destacan aquellas relacionas con el manejo de las finanzas y cómo la factura electrónica debe formar parte de los procesos financieros operacionales de la compañía para la gestión del capital trabajo.

Las principales razones por las que el intercambio electrónico permite a las empresas administrar mejor su capital de trabajo son:

  • La reducción de los días de cobro o DSO: Por lo general, la implementación de una solución de facturación electrónica puede reducir el periodo medio de cobro aproximadamente de 86 días con factura en papel a 26 días con factura electrónica. Esto se produce porque la comunicación e intercambio se realiza en tiempo real, existe una mayor control, se puede gestionar con mayor rapidez las consultas y discrepancias, y se agilizan los flujos de aprobación y pago de facturas.
  • Mejora de la visibilidad financiera: Con la emisión electrónica de las facturas se puede tener una trazabilidad total de las mismas, es decir, puede ser rastreada fácilmente. De esta manera, el emisor sabe si se ha recibidos visto, abierto, aprobada o programada para su pago y esto se resume en un mayor control de las necesidades financieras y de los flujos de caja de la compañía.
  • Acceso a canales de financiación más flexibles: Con la visibilidad aportada por la factura electrónica, si su empresa se encuentra ante una necesidad de liquidez temporal, se puede acceder de forma más sencilla y rápida a mecanismos de financiación como el descuento de facturas o el factoring. 
  • Mayor control de las cuentas a pagar: El uso de los pedidos electrónicos y su vunculación automática las facturas electrónicas proporciona una visión precisa y oportuna de las obligaciones de pago de la compañía. Este conocimiento reduce la cantidad de capital trabajo requerido, el cual puede ser invertido en otras áreas de la empresa.
  • Descuentos por pronto pago: Una empresa con suficiente liquidez puede hacer frente al pago de los proveedores en cuestión de días, a cambio de un pequeño descuento. En este sentido, un descuento del 2% a cambio de un pago dentro de 10 días puede ofrecer un rendimiento de alrededor del 36% TAE.
  • Aumento de los días de pago o DPO: Con la facturación electrónica, la pronta aprobación de las facturas de compra (por lo general dentro de 5 días en lugar de los 23 para las facturas en papel) significa que hay tiempo suficiente para aplicar mecanismos de financiación alternativos y ampliar el periodo medio de pago, lo que puede traducirse en una mejora de entre un 0.5% y 1% de la cifra de negocio.
  • Reducción de los riesgos: La mayor transparencia derivada del intercambio electrónico mejora la evaluación del riesgo y puede permitir que la empresa se beneficie de unas tasas más competitivas al acceder a la financiación que precisa. De hecho, esto puede suponer unos ahorros en los tipos aplicados de entre 10% y 20%.

No cabe duda de que el intercambio electrónico de documentos y la factura electrónica son herramientas esenciales en el día a día de las empresas y un requisito previo para una gestión eficaz de las necesidades de liquidez o capital trabajo de las empresas. SERES, a través de sus soluciones de facturación electrónica e intercambio electrónico de documentos ayuda a miles de empresas en todo el mundo a mejorar sus procesos y optimizar lsu gestión de las necesidades operativas.

 

Conozca más información: