La Comisión Europea ha invertido 35 millones de euros en la implementación de la factura electrónica

es 7 de mayo de 2020

La Unión Europea lleva años impulsando la factura electrónica y el pasado 18 de abril fue la fecha límite para la implementación total de la factura electrónica en las contrataciones públicas europeas, tal y como se dispuso en la Directiva 2014/55/UE.

La obligatoriedad de uso de la factura electrónica en las contrataciones públicas se engloba dentro del Mecanismo para Conectar Europa (CEF) y la Comisión Europea ha invertido 35 millones de euros para que la implantación de la factura electrónica y el desarrollo del formato único europeo sea hoy una realidad.

No obstante, la Comisión ha anunciado que, después de haber conseguido implementar la obligatoriedad en las transacciones con las Administraciones Públicas (B2G), seguirá potenciando el uso de la factura electrónica y todos los beneficios que aporta su adopción en el ámbito de la empresa privada.

 

Más información: